Customer Experience, Bussiness Model Canvas y un paseo por mi barrio - Grupo Atlante
Equipo multidisciplinar de profesionales con una amplia experiencia en empresas multinacionales relacionadas con los servicios de consultoría, ingeniería, project management y diseño.
consultoría, arquitectura, ingeniería, estrategia, gestión, asesoramiento, comunicacion, bim, consultoría bim, implementación bim, scan to bim, certificación bim, formación bim, modelado bim, biblioteca bim para fabricantes, gestión de proyectos bim proyecto y obra, desarrollo de aplicaciones bim, renderizado y realidad virtual, gestión integral de obras, licencias y permisos, customer experience, estrategia empresarial, expansión, design thinking, riesgos empresa, retail, supply chain, lean, worldlex
15632
post-template-default,single,single-post,postid-15632,single-format-standard,bridge-core-2.6.1,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-24.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.5.0,vc_responsive
 

Customer Experience, Bussiness Model Canvas y un paseo por mi barrio

Por David Pequeño Permuy, Chemist. Environmental Consultant. Health and Safety Technical Expert.

Customer Experience, Bussiness Model Canvas y un paseo por mi barrio

Cuando era pequeño y vivía en mi pueblo, me encantaba ir a la compra con mis padres. Especialmente los sábados a primera hora, siendo mi lugar favorito la pescadería del pueblo. Terminaban los años 80 y en mi comarca lo importante era todo lo que giraba alrededor de Astano y de Bazán. Los negocios de la zona, de una u otra manera, estaban afectados por lo que allí acontecía, como vasos comunicantes.

En las mañanas en la pescadería se hablaba mucho de xardas, de chinchos, vieiras, etc. Y se hablaba por supuesto de Bazán y Astano, de los atascos y las huelgas, etc. Sobretodo se hablaba, se hablaba mucho. A veces con amargura y otras entre risas. Una especie de liturgia en la que te acercabas al vecino, debatías con él: le conocías. Se sucedían escenas como si de un capítulo de La Colmena se tratase.

De lo que no se hablaba en la pescadería era de Customer Experience o Bussiness Model Canvas, pero la pareja que regentaba el negocia exprimía al máximo las fortalezas de su modelo de negocio y ofrecían una respuesta sólida a sus debilidades: cercanía en el trato (relación con el cliente), recurrencia (ofrecerme caramelos aseguraba mi insistencia continua en volver a la pescadería- «Qué te apetece comer hoy?, preguntaba mi padre; Xoubas, respondía rápidamente….«), ubicación adecuadaampliación de la oferta de productos, adaptación de los canales de comunicación (un simple teléfono colgando rodeado de una bolsa plástica); propuesta de valor (pescado fresco frente a un pequeño boom de tiendas de congelados), etc. Ofrecían una respuesta muy potente en relación a la experiencia de cliente.

Sin embargo, muchos negocios funcionan en ocasiones con necesidades de cambio no resueltas, sin evolucionar o sin adaptarse a las exigencias de clientes. Como usuarios o clientes, tenemos un determinado poder de decisión (a veces menos del que creemos) sobre a qué empresas comprar, qué servicios utilizar, etc. A menudo reflexiono sobre la relación de la experiencia de cliente (customer experience(CX); no confundir con experiencia de usuario (UX)) y las debilidades y fortalezas de los modelos de negocio. Como ejemplo, añado algunos casos actuales en negocios de mi barrio con los que interacciono a menudo y sobre los que reflexiono: